Support CAUSA Today!

Monday, January 11, 2016

Informacion sobre las redadas y deportaciones de ICE


Durante las fiestas de fin de año, la Administración Obama se preparó para deportar a familias Centroamericanas (Honduras, Guatemala, El Salvador y Belice), la mayoría mujeres y niños que vinieron a los Estados Unidos buscando refugio, huyendo de la violencia en sus países de origen,  pero que han perdido sus casos de asilo y a quienes un juez les ha ordenado irse del País.


El anuncio ha causado miedo y pánico en las familias inmigrantes nacionalmente, incluso en Oregon. Causa y sus aliados nacionales se oponen a este plan inhumano, y están demandando que el Presidente Obama ponga inmediatamente un fin a este plan de continuar invadiendo los hogares, aterrorizando y desgarrando a las familias.

Esto es lo que usted necesita saber acerca de las redadas de ICE
.
En estos momentos, las redadas para Centroamericanos NO están pasando en Oregon todavía.  De acuerdo con la Administración Obama, ellos están apuntando a:
·         Personas aprehendidas y detenidas cruzando la frontera Sur, después del  1 de mayo de 2014.
·         Aquellos a los que se les ha dado una orden final de remoción por una corte de Inmigración.
·         Aquellos que han perdido su caso de asilo o algún alivio humanitario bajo la ley.

¿Qué  puede hacer usted?
2.    Asistir a los talleres locales “Conozca sus Derechos”. Para ver una lista los talleres, click aqui. 
3.    Difunda información segura a su comunidad. Para actualización frecuente de la información visite la página de Causa en Facebook y la página de OIR. 
4. Reportar actividad de la migra al numero: 1-844-363-1423. 


Manténgase en contacto para más información actualizada.

Sinceramente,
Andrea Miller, Directora Ejecutiva de Causa


Friday, November 20, 2015

Obama Administration Files Request for Supreme Court Review of Executive Actions on Immigration

Causa Oregon: It’s Time for the Supreme Court to Put an End to Uncertainty and Fear for Immigrant Families and US Citizen Children

 Salem, OR-  Today, the U.S. Department of Justice formally filed a request for the Supreme Court to review a federal appeals court ruling that blocked implementation of President Obama’s executive immigration actions.  The announcement today paves the way for the Supreme Court to put the remaining legal questions to rest so that over 5 million US citizen children can finally have stability and be free from the fear that they will one day be separated from their parents.

We urge the U.S. Supreme Court to take up this case and set aside the politics that motivated this anti-immigrant lawsuit, and—to once and for all—give hard working immigrant families the chance to live and work without fear of deportation,” said Andrea Miller, Causa’s Executive Director.

The request from the Obama Administration for the Supreme Court to review the case, Texas v. U.S., comes during the week of the one-year anniversary of the President’s announcement of the new programs. The immigration programs would expand eligibility for the existing Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) program and expand protections for parents of U.S. citizens through a program known as Deferred Action for Parents of Americans (DAPA).  Together, the programs would allow millions of immigrant families to remain in the United States without fear of deportation and apply for a work authorization permit for a period of three years with the possibility of renewal.

In Oregon, over 60,000 undocumented individuals would be eligible for the programs, and Oregon Attorney General Ellen Rosenblum and Portland Mayor Charlie Hales have expressed support for the programs.

Last week, the U.S. Court of Appeals for the Fifth Circuit in New Orleans upheld the preliminary injunction on the relief programs put in place earlier this year by a district court in Texas.  Both flawed court rulings failed to recognize that the President’s announcements amount to a common-sense and lawful use of executive discretion.

“The delay in the availability of DAPA and expanded DACA has caused continued separation of families and instability for thousands of Oregon children with immigrant parents. Causa and community members have fought for years to keep families together, and we’ll continue to make our voices heard so that administrative relief becomes a reality for our families” said Lorena Manzo, Lead Organizer of Causa.  

While the ruling from the federal appeals court came months after it was expected, the swift filing for Supreme Court review from the Department of Justice means the Supreme Court’s procedures could allow for the case to be heard and decided this term--by the end of June 2016. In doing so, the Supreme Court could have the chance to set aside the anti-immigrant politics that motivated the lawsuit and give immigrant families a chance to live and contribute to the country without fear of deportation and family separation.

Recent organizing efforts in Woodburn, Oregon have amplified the need for the Supreme Court to resolve the issue this term. On November 20at 5:30pm, Causa, PCUN and Radio Movimiento will hold a community forum in recognition of the one year anniversary since President Obama announced the expansion of deferred action and to update community members about the lawsuit’s movement through the courts.

# # #



Wednesday, November 4, 2015

Causa aplaude la Demanda por derechos civiles que tiene como meta la restauración de los derechos de manejar para todos los residentes de Oregon que califiquen.

Contacto de Prensa: Andrea Miller, Directora de Causa, 503-999-5940

Causa Oregon aplaude la presentación de hoy de una demanda por derechos civiles desafiando la constitucionalidad de la Medida 88, la cual invalidó una ley que proveía Tarjetas de Manejo para todos los residentes de Oregon que califiquen.La Constitución establece derechos de protección igualitaria y debido proceso para toda la gente y  que no deberían ser  quitados.

“El rechazo de la Medida 88 en 2014, no eliminó la muy real y muy urgente necesidad de Tarjetas de Manejar en Oregon.” dijo Andrea Miller, Directora Ejecutiva de Causa. “ Oregon continúa siendo un estado en el cual las madres y padres inmigrantes no pueden manejar legal y seguramente, para llevar a cabo todas las actividades diarias, como llevar los niños a la escuela, asistir a las citas del doctor o comprar mercadería”

En todo el Estado, miles de residentes de Oregon han sido afectados por la falta de acceso a los privilegios de manejar, incluyendo la familia Hernandez. Anastasia es una residente del condado de Washington y madre de cuatro hijos. Ellos son todos ciudadanos americanos, pero el esposo de Anastasia es indocumentado, lo que le impide solicitar una licencia de manejar de Oregon.

“El todavía tiene que manejar porque es nuestro principal ingreso y sin su ingreso, nosotros no podríamos vivir”, dijo Anastasia Hernandez. “ Nuestros hijos están muy al tanto de que Papá no tiene una licencia de manejo y cuáles son las consecuencias. Ellos están siempre preguntándose si Papá volverá a casa, qué pasará si él es parado. Tener una licencia de manejar, significaría menos estrés, seguro automotriz más económico, más libertades, nosotros no tendríamos que preocuparnos si salimos, quién está manejando y adónde, a qué hora llega a casa”

Históricamente, Oregon ha otorgado privilegios de manejar para todos los residente que reúnen los requisitos para manejar, sin importar el estatus legal. El Departamento de vehículos Automotores, estima que más de 80.000 residentes de Oregon que previamente tenían una licencia de manejo no han podido renovarla debido a su estatus legal, y sin una Tarjeta de manejar alternativa, ellos no tienen un paso a manejar legal y seguramente en Oregon.

“Nosotros estamos complacidos  de que los valientes demandantes se han puesto de pie para buscar justicia e iguales derechos bajo la ley, y los abogados están de acuerdo en que hay una objeción legal en este asunto. Si los derechos garantizados bajo nuestra constitución son negados, eso debería ser llevado a una corte de la ley para una resolución final” dijo Andrea Miller, Directora Ejecutiva de Causa.

M.S et al.vs. Brown et al. es un caso de derechos civiles desafiando el uso de una medida en la Boleta de Oregon para quitar derechos garantizados por la Legislatura de Oregon, basado en desacuerdos sobre políticas federales de Inmigración. La Medida 88 demolió el estatuto de la Tarjeta de manejar para desanimar a los inmigrantes de venir y/o establecerse en Oregon. Este estado de cosas puso al DMV de Oregon en la posición de requerir  estatus legal como una condición para acceder a l privilegio de manejar.


“Los abogados dicen que el intento de invalidar la Ley de Carreteras Seguras no es legal. Nosotros sabemos que no es justo” dijo Andrea Miller.

Popular Posts

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Press Release Distribution